Últimos meses para implantar el plan de igualdad en tu empresa

    137

    Los planes de igualdad de oportunidades para empresas son un conjunto de medidas que tienen como objetivo garantizar la igualdad entre hombres y mujeres dentro de una empresa. Los planes de igualdad fueron definidos en la Ley Orgánica 3/2007. No obstante, este plan de igualdad empresas fue actualizado con la puesta en vigor del Real Decreto-Ley 6/2019.

    ¿Qué nos dice este Real Decreto-Ley? Básicamente nos marca una nueva normativa a la hora de implantar el plan de igualdad.

    Tanto las empresas que ya cuentan con un plan de igualdad como aquellas que están obligadas a tenerlo por primera vez deberán adaptar sus planes a este nuevo Real Decreto. Las empresas deben tener en cuenta la progresividad aprobada en la ley de marzo de 2019 sobre planes de igualdad y ahora nos encontramos en el último turno.

    Desde el 7 de marzo del 2020, todas las empresas de más de 150 personas en plantilla deben tener ya un plan de igualdad.

    Por otra parte, a partir del 7 de marzo de 2021, el plan de igualdad es obligatorio en las de más de 100 y hasta 150 personas en plantilla.

    El último tramo se aplica el 7 de marzo de 2022: plan de igualdad obligatorio para todas las empresas de 50 o más personas en plantilla. Por tanto, este es el último grupo de empresas que deben aplicar.

    ¿Tienes una empresa con más de 50 trabajadores? El plazo para que implantes tu plan de igualdad termina en unos meses. ¿Conoces qué contenido debe tener tu plan de igualdad? Lee los siguientes puntos.

    -Proceso de selección y contratación.

    -Clasificación profesional, formación y promoción profesional.

    -Condiciones de trabajo, incluida la auditoría salarial entre mujeres y hombres.

    -Ejercicio corresponsable de los derechos de la vida personal, familiar y laboral.

    -Infrarrepresentación femenina.

    -Retribuciones.

    -Prevención del acoso sexual y por razón de sexo.

    Además, el Real Decreto establece que el plan de igualdad no solo afecta a la plantilla directa de la empresa. El plan de igualdad se extiende a las personas cedidas a través de una ETT.

    Por último, cabe destacar cada plan de igualdad debe ser registrado. Esta obligatoriedad incluye a los planes de igualdad adoptados por acuerdo entre las partes y también a los que se hayan adoptado sin acuerdo.

    COMPARTIR